fbpx

Cómo crear un programa de bienestar laboral exitoso.

Desde las organizaciones, los líderes tenemos la responsabilidad de realizar una gestión cada vez más humanista donde el talento se sienta bienvenido y con espacio para desarrollarse.

Para esto podemos diseñar diferentes herramientas y programas que apoyen a consolidar una cultura de inclusión y equidad en donde las personas sientan y experimenten en forma genuina que vale la pena su pertenencia en la organización.

Pero más allá de las herramientas y programas específicos, que pueden ser tan variados como donde llegue la imaginación, hay algunas reglas básicas que conviene tener en cuenta para asegurar que sean exitosos y no acaben en una muy buena presentación y con poca aceptación:

  1. Conoce tu gente. Está demostrado que no funcionan los programas clonados, aunque vengan de las 50 Fortune, porque las mejores prácticas son las que responden a la cultura de tu empresa, los objetivos particulares de la organización en ese momento y lo que motive a tus colaboradores. Todo programa de gestión del talento que se respete debe estar ajustado al tipo de personas al que va dirigido y no sólo al presupuesto disponible o lo que considere la dirección en forma arbitraria.

  2. Pregúntale a tu gente. Las personas quieren ser escuchadas y tomadas en cuenta, en base a sus necesidades y motivaciones. ¿Y quienes saben más lo que los motiva? ¡Ellos mismos! Hacer las preguntas adecuadas es vital para no crear expectativas que luego no podamos cumplir, pero siempre es mejor preguntar que crear conjeturas que pudieran dejar nuestros planes en el vacío.

     

  3. Fomenta la competencia sana.  Los programas que crean competencias individuales y de equipos pueden lograr un entusiasmo colectivo a todos los niveles en la organización. La competencia genera un impulso de logro que puede motivar a que más personas se integren y participen.

  4. Flexibilidad. Es necesario que las herramientas o programas se actualicen periódicamente para asegurar que vayan evolucionando con las personas y los objetivos mismos por los que fueron creados. ¡Esto es una regla de oro!, porque sabemos que lo que funciona hoy no necesariamente lo hace el día de mañana.

  5. Medición. Haz que toda iniciativa sea medible, tanto para obtener feedback y mejorar, como para relacionar la contribución de la gestión con los objetivos de la empresa.

  6. Impacta el bienestar individual. Esta parecería ser la razón básica por la cuál te interesa crear un programa de bienestar laboral, no obstante, resulta muy común que terminemos realizando propuestas cosméticas que tienen poca efectividad. Debemos asegurar que las personas que participan de estos programas se llevan un valor real con su resultado, que sea capaz de mejorar su vida de alguna manera, solo así el programa tendrá sentido de propósito para trascender y ser exitoso.

  7. Integra la comunidad. Según estudios del comportamiento humano en las organizaciones está ampliamente demostrado que los programas que incluyen acciones de apoyo comunitario generan gran satisfacción en las personas. Sentir que somos ayuda para los demás estimula la autoestima y tiene un efecto de refuerzo que ayuda a que sigan apoyando estas iniciativas.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pocket
Share on linkedin

Hábitos

Productividad

Bienestar

Recibe tu ebook CONSIGUE TU BIENESTAR, con 3 Técnicas Poderosas para sentirte Saludable, Productiva y Plena en menos de 30 días. Subscríbete al blog debajo y habrás iniciado el proceso para una mejor vida para ti.