fbpx

Los BENEFICIOS OCULTOS de hacer EJERCICIO

Todos parecemos ser conscientes de los beneficios que trae el ejercicio a nuestro cuerpo. Estamos expuestos a múltiples referentes de la industria del fitness que nos muestran sus bien formados y definidos cuerpos, con lo cual podríamos quedarnos únicamente deseando esta parte tangible que nos ofrece el ejercicio.

No obstante reconocer los favorables cambios físicos que puede tener nuestro cuerpo cuando nos sometemos a una disciplinada rutina de ejercicios, no es menos cierto que también existen otros BENEFICIOS OCULTOS que por su parte podrían llegar más lejos. El ejercicio no solo ayuda a desestresarnos y relajarnos; produce neurotransmisores que son hormonas de “placer y felicidad” que crean una sensación positiva en el cuerpo.

Les llamo beneficios ocultos porque, aunque tienen un efecto indirecto y se complementan con lo que ocurre a nivel físico, actúan más bien en la privacidad de nuestro interior. Estos beneficios suelen pasar desapercibidos para los demás, pero te aseguro que son los más significativos y los que harán duradero el hábito del ejercicio en nuestras vidas anclándolo como parte de nuestra rutina.

En un principio pensé que estas conclusiones eran parte de mi experiencia personal y que solo me había pasado a mí. Cuando sufrimos una transformación tan radical como la que he vivido yo, en el medio del proceso solemos pensar que estamos solos en ese camino, pero la verdad es que toda persona que decide mejorar sus hábitos y vivir de forma más saludable pasa por un camino muy similar a nivel interior.

Los beneficios ocultos del ejercicio y en mi experiencia particular los más significativos son en resumidas cuentas EMOCIONALES Y ESPIRITUALES.

Al darme el espacio para hacer mi cuerpo más fuerte, mis emociones fueron también sufriendo un cambio, mi espiritualidad iba tomando forma, cada vez me sentía menos vulnerable y todo iba teniendo más sentido.

En mis corridas matutinas escuchaba audios que alimentaban mi fe y me ayudaban a descubrir razones más poderosas que yo misma para mejorar mi vida. Salir cada día a correr se fue convirtiendo más en una terapia emocional que en una rutina de ejercicio.

Lo curioso es que el efecto fue creciendo, evolucionando de un modo muy profundo en mí. Si tuviera que identificar lo que logré a partir de estos beneficios ocultos y que es posible, entre muchos otros, que también encuentres tú sería lo siguiente:

  • Fortalecimiento del amor y respeto propio
  • Mayor control de la ansiedad
  • Autoaceptación
  • Mayor confianza y seguridad
  • Redefinir un sentido de propósito
  • El sacrificio deja de ser un látigo
  • Mejoran las relaciones
  • Más paz y menos culpa
  • Más energía y vitalidad

 

Y la lista sigue y sigue… supongo que cada uno encontrará su propia lista; lo seguro es que lo que estos beneficios ocultos logran en nuestro interior es tan poderoso que se extienden a todos los planos de la vida. Lo cual me hace pensar, sin lugar a duda, que son la principal razón por la cual deberíamos ejercitarnos.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pocket
Share on linkedin

Hábitos

Productividad

Bienestar

Recibe tu ebook CONSIGUE TU BIENESTAR, con 3 Técnicas Poderosas para sentirte Saludable, Productiva y Plena en menos de 30 días. Subscríbete al blog debajo y habrás iniciado el proceso para una mejor vida para ti.